Comparar anuncios

¿Qué debo hacer para ser corredor de propiedades?

¿Qué debo hacer para ser corredor de propiedades?

Buscar una vivienda nueva para cambiarse siempre es una tarea tediosa y difícil. La mayoría de las veces la gente no cuenta con el tiempo como para recorrer sectores preguntando por propiedades en arriendo o venta. Así mismo para el otro lado. Vender una casa o departamento también es un trabajo duro. Hay que tasar el inmueble, revisarlo, ponerlo a la venta, publicarlo, mostrarlo a los interesados, etc. Y lo mismo si eres el dueño y quieres arrendarlo.

Ahí es donde aparecen los famosos corredores de propiedades, muchas veces odiados y muchas otras amados por su labor inmobiliaria, son infinitamente necesarios para quienes no cuentan con el tiempo ni las ganas de encargarse de todo este proceso.

Pero, de ¿dónde salen?, ¿quién les enseña?, ¿dónde estudian?, ¿quién los certifica?, son algunas de las preguntas que uno suele hacerse. Aquí te contamos qué hay que hacer para convertirse en corredor de propiedades. ¡Atento!

Hasta la década de 1980, en Chile existía el Registro Nacional de Corredores de Propiedades, que fue derogado por la ley 18.796, permitiendo así que cualquier persona pudiera convertirse y ejercer como agente inmobiliario.

“Hoy, solamente se necesita tener más de 18 años, un celular y una agenda. Así de simple es ser corredor de propiedades”, asegura José Luis Marín, encargado de comunicaciones de Remax Chile.

Existen cursos impartidos por distintas entidades gremiales y del rubro, especializados en enseñar los conocimientos básicos del corretaje de propiedades. Consisten en su mayoría en temas legales, conocimientos sobre tasación, redacción de contratos y cosas por el estilo.

Marín explica que para ser un buen corredor de propiedades, es recomendable siempre partir por estos cursos rápidos y así contar con más conocimiento. Generalmente, las corredoras más grandes se asocian con estas organizaciones para impartir a sus agentes todos los cursos.

Los porcentajes fueron fijados en acuerdos entre las grandes agrupaciones gremiales y el resto de los corredores se ajusta al mercado. Se usa, en Santiago, el cobro del 2% de la venta de una propiedad, tanto para el dueño como para el comprador. En el caso de un arriendo, es el 50% del valor mensual de la renta.

Existen oficinas grandes de intermediación y corretaje como Remax Chile que trabaja con un sistema diferente de corretaje. “Los agentes pagan una suma por pertenecer a la oficina y la marca Remax y a cambio de eso obtienen el 40% de comisión. En comparación con el 10-20% de las corredoras pequeñas” según uno de los encargados de Remax.

Así ya que ya sabes, si estás pensando en convertirte en corredor de propiedades, no pierdas ni un minuto, estudia en Braniff Institute, y ya tienes todo para comenzar.

FUENTE: Goplaceit.com

Artículos Relacionados

Vender inmobiliaria rural

Vender tu casa de campo, tu segunda vivienda suele ser una fuente de estrés y genera muchas dudas...

sigue leyendo

Coronavirus: el mercado inmobiliario en incertidumbre

La crisis sanitaria hace que los profesionales inmobiliarios teman un colapso del...

sigue leyendo

¿Qué es una casa ecológica?

Lejos de ser una moda pasajera, la casa ecológica tiene serios argumentos que...

sigue leyendo

Únete a la discusión